Hay mucho que decir hoy…quizás la lluvia arrastró consigo un recuento de todo aquello que se esconde en mi esencia, en mi Luna, en el baúl de mis recuerdos!

04 diciembre 2008

Nacimiento verbal

Apreté las manos del ánimo
aferrándome a la libertad
y abrí las piernas del abandono.
Alboroté la sangre que dormitaba en mis venas,
y espantando las cigüeñas de la fantasía
respiré por los pulmones de la esperanza.
Contraje el desconsuelo
y con un grito de dolor
a la luz de la luna llena
embestí sin compasión al silencio…
pariendo la palabra.






©YGC/AMORA
Imagen Egon Schiele

4 comentarios:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Hermosa manera de nacer en la palabra. Creo que tendremos que aprender a abortar el abandono y la fantasía para que surja la vida en el movimiento de nuestra energía
Muy original tu poema.
Saludos

ElPoeta dijo...

Hermoso parto el de tu alma a juzgar por el resultado... Te beso con cariño a la vez que te pido disculpas por mi ausencia, producto de un exceso de trabajo,
V.

Caledor dijo...

Y el verbo se hizo carne, carne que, como la voz, se desvanece... Y si se escribe, se perpetua.

Mobtomas dijo...

Me gustó.