Hay mucho que decir hoy…quizás la lluvia arrastró consigo un recuento de todo aquello que se esconde en mi esencia, en mi Luna, en el baúl de mis recuerdos!

23 octubre 2008

Mar adentro


Mar adentro

Las olas danzan en vaivén …
El mar le canta una canción de olvido y el amigo fiel a su lado inquebrantable.
La espuma burbujeante le invita a sofocar la bruma … la que vive en su interior.
El oleaje promete borrar el desconsuelo de sus días.
El ímpetu con que llegó la soledad crece con el transcurrir del tiempo sin intervalos de alivio. Hubo una época en que soñó despierto, era dueño de su libertad y juventud; saltaba jubiloso con impulso sobre las amenazantes ráfagas de lo porvenir sin que flaqueara su ánimo.
Así se le escapó el instante como las olas que vienen y se alejan sin despedirse, sin saber las orillas que acariciaron; igual a la arena que las olas arrastra mar adentro y sin rumbo alguno.
Y él, sigue persiguiendo en la intensidad del mar la razón de sus días ya sin sueños, con las manos vacías y perdida la mirada.


©YGC/AMORA

7 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Ante todo, gracias por visitarme. Siempre sos bienvenida a mi espacio.
Muy bello tu blog.
Un abrazo.

Caledor dijo...

Sería maravilloso que estuvieras hablando del perro... :)

Chistes a un lado, las olas de tu entrada se han comido mi playa, y me he metido contigo a nadar mar adentro.

Besos

lichazul...elisa dijo...

yeli

hay dejo de infinito y de tormentos
mar adentro
una imagen siempre provocadora

un gusto pasear por tus letras
muakismuakis

Sendieva dijo...

Esta vez si dejo mi huella, me gustó como siempre pasar por tu casita, y dejarte un fuerte abrazo.

Sendieva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Saziwe dijo...

Ciertamente se nos escapan instantes que parecen nunca regresar... se los llevo la ola apatia y la indiferencia y no regresaron mas.... al menos el perro decidio quedarse...

María dijo...

El título me has recordado a una película muy bonita y triste titulada "Mar adentro".

El mar que, con sus olas, dan vida, nos sumerjen en una auténtica profundidad, sirve de inspiración y también de un volver a renacer y resurgir, muy bonito tu post.

Un beso.