Hay mucho que decir hoy…quizás la lluvia arrastró consigo un recuento de todo aquello que se esconde en mi esencia, en mi Luna, en el baúl de mis recuerdos!

12 octubre 2007


Yo
Me miré en el espejo de la Luna,
buscando verme con la cara que conozco
y con la que me miran los de cerca y los de lejos.

Le cogí prestado (a la luna) la fase de luz brillante
y la que se esconde en la ensordecedora oscuridad,
sin olvidar la fase de media cara.

Y me quise ver, como me veo yo...
como parece que me conocen los demás,
sin reconocerme de golpe y atravesando el corazón de mi misma.

Con la boca del mas allá, me invité a no recordarme
la limitación de mi humanidad...
Y saboreé sin prisa el manjar de flotar por la eternidad.
Salté en medio del fuego
y me rodeé de la espesa nube de humo... sin retroceder.

Miré de frente al miedo que me produce el dolor que me duele
y el dolor que puede llegar, vestida de mí o de luna.

Y le grité (al dolor) con letras mayúsculas,
que no me debilita mi debilidad,
... que sé levantarme
con calmada rapidez
y pie erguido
después de una noche de duelo.

Repasé la imagen como quien se da permiso
de revolcar los huesos a lo largo del corazón,
para estar sola con mi propia compañía.

Me senté en el piso del interior de mi ser,
para tropezar con mis sueños...
del ayer, del hoy y del mas allá.

Y fui algo mas que una mujer de hoy,
abriéndose paso ante la rudeza del mundo
y el ritmo de la actualidad.

Me aventuré a estar viva con todas las fuerzas de mi yo,
Que danza, llora y ríe
por el pasado y el futuro…
disfrutando el día de hoy.
©YGC/Amora
Imagen Johanna Pack

4 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Danzas, lloras y ríes... Mujer.
Muy bella tu poesía.
Gracias por compartirla.
Alicia.

liliana varela dijo...

Qué belleza de blog Yeli ¿eres del campo? me encanta todo de aqui.
Liliana

EMMuñoz dijo...

Bonito lugar pusiste
con caballos y en el campo,
tus versos son el encanto
que a todos nos ofreciste.

Muy bonito todo,Yeli.

Emilio.

Yeli dijo...

Mis amigos, gracias por visitar mi blog.
Les cuento que aunq nací en Puerto Rico no había vivido en el campo de la manera que en lo hago aquí en las afueras de Miami. Alli estamos rodeados de nuestros perros (8) y caballos (5) y disfrutando de unos atardeceres maravillosos. Viajo mas de 1 hora al trabajo en la mañana y en la tarde pero el camino está lleno de campos sembrados de girasoles y otras plantas.
Trato de dedicar un poco tiempo a escribir y a mis acuarelas pero no como quisiera. Tener el blog ha sido mágico para mi y conocerlos a ustedes mas.